LA ATRACCION FATAL DE LAS MATEMATICAS

Updated: Jul 27

Me atrevo a decir que todos somos, de una u otra manera, perfeccionistas.


Todos tenemos el anhelo de ser perfectos, en lo que hacemos, en lo que poseemos, en lo que somos. En nuestro trabajo, nuestras relaciones. Ser modelos perfectos para que nuestros hijos sean perfectos, y así sucesivamente.


Todos anhelamos el mundo perfecto de las Matemáticas, en donde el punto existe, la línea recta es la distancia más corta entre dos puntos, las superficies son planas, y las paralelas se unen en el infinito.


Pero, aceptémoslo, nuestro mundo no es perfecto y mucho menos nosotros. Y si no me creen, los invito cualquier día a que realicen una remodelación en sus casas.


Nosotros así lo hicimos recientemente: tiramos algunos muros para agrandar una recámara y techamos un patio. ¡Fácil! ¿Verdad? Cuando el albañil terminó de hacer estas primeras modificaciones de obra negra, nos encontramos con la sorpresa de que cuando llegó el colocador de las losetas, no pudo hacer su trabajo porque el piso no estaba nivelado. Tuvimos que nivelar.


Llegó el vidriero para colocar un domo en el recién patio techado, y no pudo hacerlo porque no estaba bien calculado el espacio. Tuvimos que volver a emboquillar.


Llegó el carpintero para colocar las puertas hechas a la medida, y se tardó dos semanas para ajustarlas porque “los muros estaban chuecos”. Eso, sin contar tres días más para colocar las manijas y chapas… ¡que quedaron al revés!


Llegó el primer aguacero, todo para darnos cuenta que había goteras, las cuales formaban un charco porque el piso no quedó bien nivelado.


Si alguna vez lo dudé, ahora me queda clarísimo: este mundo NO es perfecto. Las líneas NO son rectas, las superficies NO son planas, y los seres humanos NO caminamos en paralelo para unirnos en el infinito.


La perfección en este mundo no existe, pero insistimos en ser perfeccionistas.

Así como el “fashion” no existe, pero nos creemos “fashionistas”.


Yo los invito a reflexionar: ¿de dónde nos viene este afán de perfeccionismo?

¿Por qué no podemos ser felices con ser “suficientemente buenos”?

Y, si perseguimos la perfección, ¿creemos realmente que alguna vez la alcanzaremos?



© 2020 BrainForest Visionary Studios | Psicoterapia de Juego Centrada en el Niño

Copyright © 2017 BrainForest Visionary Studios | Todos los derechos reservados.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • YouTube
  • Black Instagram Icon
  • Pinterest